• Jorge Vendrell wed-center

Las Mentiras del FMI (Parte 14)

El FMI no sólo no contribuye a reducir la pobreza del mundo como ellos se atribuyen, sino que sus políticas de ajuste estructural la incrementa y la perpetúa.


Estudio realizado por Jorge Vendrell que formará parte de su próximo libro titulado: “#TOP SECRET CRIOGENIZACION ECONOMICA" Cita obligada por derechos de autor

El Fondo Monetario Internacional ostenta el triste honor de ser la institución internacional más odiada del planeta. Ningún ciudadano quiere que su país sea rescatado por el FMI porque saben las duras condiciones que impondrán al rescate; por ello, la oposición de la población de los países a ser rescatado por el FMI es frontal, poniendo en graves dificultades a los gobiernos que la solicitan.


Esta realidad, contrasta con la idea que tiene el FMI de si mismo que en la sección datos básicos publicada en 2018 y vigente en la actualidad en su página web dice lo siguiente: “El Fondo Monetario Internacional (FMI) promueve la estabilidad financiera y la cooperación monetaria internacional. Asimismo, facilita el comercio internacional, promueve el empleo y un crecimiento económico sostenible y contribuye a reducir la pobreza en el mundo entero” Sin duda, se trata de un montón de patrañas que nada tienen que ver con la realidad como expongo punto por punto a continuación:

El FMI ni promueve la estabilidad financiera ni la cooperación monetaria internacional. La función del FMI se reduce a la de simple prestamista de países en crisis, función que realiza a nivel mundial y que solo la Troika formada por el propio FMI, la CE y el BCE realizan en la zona euro y cuyos resultados son igualmente injustos.

  • El Objetivo del FMI, como el de cualquier prestamista, es recuperar los prestamos cuanto antes, para asegurarse de su reembolso concede prestamos por tramos, debiendo devolver los prestamos recibidos en cada tramo, en plazos que oscilan de 3 a 5 años. A menudo el FMI pacta nuevos prestamos que se otorgan para hacer frente al pago de los intereses que el país acreedor le adeudan, no yendo dirigidos a ayudar financieramente al país ni a sus ciudadanos.

  • Para asegurarse el reembolso dentro del plazo estipulado, el FMI establece unas condiciones draconianas a los países acreedores, que de incumplirse, por cualquier motivo, podrían llevar al FMI a suspender los tramos siguientes a los países acreedores, pudiendo abocar a los más vulnerables a la bancarrota.

Que el FMI promueve el empleo debe ser una broma. El FMI, no solo no promueve el empleo sino que es una maquina implacable de destrucción del mismo. Como su objetivo principal es que los prestamos le sean revertidos en un corto espacio de tiempo, el FMI impone a los países acreedores un “plan de ajustes estructurales”, algo así como una dieta de adelgazamiento extrema, cuya característica principal es una reducción de todo tipo de gastos públicos que traerá como consecuencia una disminución del consumo, la inversión y muy especialmente del empleo.

El FMI no contribuye al crecimiento económico sostenible Para contribuir al crecimiento económico sostenible la primera premisa es que este crecimiento alcanzase a toda la población. Dejar fuera de este crecimiento al 30% de las familias no parece la mejor forma de garantizar un crecimiento sostenible.

"La política del FMI, pasa por reducir drásticamente los gastos para ajustarlos a los ingresos, y así comenzar la senda del crecimiento. Pero al reducir los gastos, que son los ingresos de muchos ciudadanos, lo que reducen es el consumo la inversión y el empleo, por lo que en primera instancia a lo que contribuye el FMI es al decrecimiento sostenible de la economía, justamente lo contrario de lo que predica."

El FMI no sólo no contribuye a reducir la pobreza en el mundo entero, sino que la perpetúa. Demos gracias de que el FMI no pone sus manos en el mundo entero como aseguran, puesto que de ser así el mundo sería mucho más pobre de lo que lo es en la actualidad. La política liberal socialista llevada a cabo por el FMI basada en la reducción de gastos sociales como pensiones, jubilaciones eleva de forma sustancial la pobreza allí donde sus recetas de austeridad se aplican.

El FMI aboga por realizar corralitos de entre el 5% y el 15% de los ahorros de los ciudadanos de los países rescatados, con el fin de bajar la deuda pública a los niveles que consideran aceptables.

Los ejemplos los encontramos en todos los continentes en los que ha actuado. Al ser su prioridad el reembolso de los prestamos otorgados a los países acreedores, el FMI actúa de misma forma siniestra como lo hace la Hacienda Pública, se erige como acreedor preferente, y hace valer su enorme fuerza financiera como primer prestamista para imponer las condiciones de devolucion de los prestamos que otorgan a sus débiles acreedores.

CONCLUSIONES Si cualquier país que haya solicitado un rescate incumple alguno de los pagos pactados con el FMI, el Fondo Monetario Internacional no dudará en paralizar su ayuda, aún que esta situación termine abocando a los países rescatados al corralito como sucedió en Argentina en 2001. Los lectores deben saber, que contrariamente a lo que se piensa, el FMI aboga por realizar corralitos que oscilan entre 5% y el 15% de los ahorros de los ciudadanos de los países rescatados con el fin de bajar la deuda pública a los niveles que consideran aceptables, que son aquellos que permiten a los países acreedores hacer frente a sus compromisos de deuda sin ampliar la brecha de su déficit fiscal.

El FMI sabe perfectamente que sus medidas restrictivas liquidacionistas llevarán a la quiebra a las empresas más endeudas provocando una caída del empleo del consumo y de la inversión, y sabe también que cuando la economía comience su recuperación esta tendrá una repercusión desigual incrementándose el PIB en mayor medida que el empleo que se incrementara siempre que PIB real sea positivo.

El FMI parece desconocer que si la recuperación del PIB viene acompañada de inflación, la renta real podría llegar a ser negativa provocando la disminución de la renta disponible de los ciudadanos, que conllevaría la caída del consumo y el empleo aún dándose un PIB positivo, siendo esta la explicación por la cual los países considerados ricos ven incrementar la brecha de desigualdad, que no tiene nada que ver con el reparto de la riqueza sino con la falta de riqueza a repartir producto de una inflación que devora el crecimiento del PIB disminuyendo la renta de la clase medias y baja.

Nota de autor: Si el artículo te gustó, ¡vótalo!, siempre ayuda para seguir adelante. Gracias. Más información en: www.wed-center.com Jorge Vendrell - World Economy Development Center El FMI ni promueve la estabilidad financiera ni la cooperación monetaria internacional. La función del FMI se reduce a la de simple prestamista de países en crisis

1 vista0 comentarios