Buscar
  • Jorge Vendrell wed-center

Ventajas y desventajas de pertenecer a la UE

Actualizado: abr 5


A mi entender estas son las principales ventajas y desventajas de pertenecer a la UE:


  1. Un espacio común libre para el movimiento de mercancías y personas, que ha contribuido a vitalizar la economía y las oportunidades de trabajo en toda la zona euro, es sin duda una de las ventajas más significativas de la UE.

  2. La estabilidad monetaria, con tipos de interés a su menor nivel histórico y una mínima inflación, son sin ningún género de dudas los mayores logros económicos conseguidos por la UE, que deberían haber servido para catapultar las economías de sus socios con crecimientos del PIB por encima del 2,5%, y una reducción de la tasa de desempleo por debajo del 3%.

  3. Un tipo de cambio históricamente sobrevalorado con muchos altibajos ya que inicialmente cotizo alrededor de 0,80 $/€, llegando a superar en abril, Mayo Junio y Julio de 2008 la barrera de 1,55 $/€, y que en el momento de escribir este artículo cotiza a 1,08$/€, y que según mis cálculos debería rondar los 0,90 $/€ como máximo nos lleva a una doble lectura.


  • Por un lado, un dólar bajo perjudica a las economías de la UE al encarecer sus exportaciones.

  • ​​Por el otro beneficia a las economías menos exportadoras de la UE como Grecia y a las más dependientes de la importación de petróleo, al marcar el billete verde el precio de referencia del petróleo.

  1. Una menor relevancia del euro en comparación al dólar a nivel global, que a día de hoy se mantiene como la moneda refugio mundial, penalizan las exportaciones de mercancías en la UE, que se ven perjudicadas en Asia, América Latina, Oceanía y África, con comisiones más elevadas que las que aplican los bancos en destino a las transacciones comerciales realizadas en dólares. Esto supone para los importadores de mercancía europea un incremento del coste de los productos procedentes de la UE, lo que implica una pérdida de competitividad en relación a los productos norteamericanos.

La conclusión a la que llego es que tanto el mercado único, con libertad de movimiento, para personas y mercancías, como la estabilidad monetaria aportada por la UE con inflación bajo mínimos y tipos de interés a 0, arrojan un saldo positivo para los países integrantes de la UE, aunque el tipo de cambio ha resultado, a mi entender, más perjudicial que beneficioso para la zona euro puesto que ha supuesto un incentivo de la externalización de la economía cuya consecuencia más directa ha sido la perdida de parte del tejido industrial europeo que se ha establecido en Asia, y principalmente en China. Aun así, considero que este perjuicio habría sido mayor para las economías de la UE de haber permanecido fuera de la Unión, sobre todo para las economías más débiles cuyas monedas pueden haberse devaluado con intensidad.

En cuanto al punto cuarto, referido a la menor relevancia del euro en comparación al dólar a nivel global; si bien un esfuerzo mayor de la UE y del BCE por intensificar el uso del euro en los mercados internacionales asiáticos, africanos y latinoamericanos habría ayudado a las reducir las elevadas comisiones que el sector bancario en destino aplica a las transacciones en euro, y cuyo resultado habría sido el incremento de las exportaciones de la UE, elevando su PIB y reduciendo el nivel de desempleo, no parece que la influencia global que tenían las antiguas monedas de los países que integran la zona euro, hubiese sido mayor que la del euro actual. Y aunque este hecho no justifica la incapacidad mostrada por la UE para mitigar la preponderancia del dólar en contra del euro en los mercados financieros y especialmente en las transacciones comerciales globales, siendo a mi entender, una de las asignaturas pendientes sobre las que la UE más debería trabajar, la desaparición de estas monedas, no ha perjudicado a los países que optaron por la Unión monetaria, que han encontrado en el euro una moneda más fuerte y segura de lo que llegaron a ser sus antiguas monedas.

De lo anteriormente expuesto, los factores sobre los que la UE debería actuar con más ahínco son:

  1. El tipo de cambio. - Estableciendo un cambio más real entre la economía europea y la norteamericana que implicaría una devaluación progresiva del euro frente al dólar, de entre el 10 y el 15%, lo que incrementar las exportaciones y la competitividad de los productos europeos frente al resto de divisas.

  2. Elevar la relevancia del euro en los mercados internacionales. - Con el fin de reducir las altas comisiones que los bancos en destino aplican a las importaciones europeas que deben pagarse en euros, beneficiando los productos norteamericanos frente a los europeos.

​​

En mi opinión, y sin entrar en las políticas agrarias, de pesca o industriales que requerirían de un estudio posterior; la política general de la UE en términos de libre mercado, tasas de interés y de cambio, no han resultado lesivas para los países que la integran salvo excepciones puntuales. Esto no implica que se podían haber realizado mayores esfuerzos en crear un mercado más eficiente, pero en todo caso el incremento del empleo y del PIB de la eurozona ha dependido más del acierto o desacierto de las políticas económicas aplicadas por sus estados miembros que las efectuadas por la UE, que en términos generales son correctas.

No cabe duda, que como he expuesto a lo largo de este artículo, la UE tiene un amplio margen de mejora, esencialmente en lo que se refiere al tipo de cambio frente al dólar; pero no puede atribuirse a este hecho el lento empobrecimiento de las clases medias de los países socios, sino a la ineptitud de las políticas económicas aplicadas por algunos de sus estados miembros para combatir el desempleo y crear riqueza en sus países, desaprovechando una oportunidad histórica con tipos de interés a nivel 0, baja inflación, resultado de una política monetaria adecuada, especialmente la aplicada durante la era Draghi. La menor dependencia del petróleo en el futuro desaconseja el elevado tipo de cambio actual del euro dólar, que debería verse reducido en los próximos años.

Así pues, si comparamos las ventajas y desventajas de los países miembros vemos que la balanza se inclina del lado positivo, por lo que no se puede achacar a UE la desaceleración de algunos de los países que la integran. Entonces, si como parece la UE ha aportado valiosos beneficios a sus países socios, ¿Por qué la economía de la UE no genera un mayor nivel de crecimiento y empleo que la estadounidense?

images%20(8)_edited.jpg

Contact Info

Location

Phone No

Quick Links

Informes Macro

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

© 2020 by WED Centre. Proudly created with Pearl Organisation.